Mi Pediatra Luz

Riesgos de Introducir Azúcar en la Dieta de Niños Menores de 2 Años

La introducción de azúcar en la dieta de un niño antes de los 2 años de edad es una preocupación importante en la nutrición pediátrica. Aunque pueda parecer inofensivo, existen riesgos sustentados en evidencia científica que debemos tener en cuenta para garantizar un desarrollo saludable en nuestros pequeños.

En primer lugar, los azúcares añadidos a los alimentos y bebidas pueden contribuir al desarrollo de la obesidad infantil. La obesidad en la infancia se ha convertido en una epidemia global y está asociada con una serie de problemas de salud a largo plazo, como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y trastornos metabólicos. El azúcar no solo aportan calorías vacías, sino que también promueven el desarrollo de preferencias por sabores dulces poco saludables.

Además, la exposición temprana al azúcar puede aumentar el riesgo de caries dental. Los dientes son susceptibles a las caries, y los azúcares en la dieta, incluso los contenidos en zumos de fruta o galletas, pueden dañarlos. Las caries en la infancia pueden afectar la salud bucal a largo plazo y requerir tratamientos costosos y dolorosos.

Para promover la salud y el bienestar de los niños, es fundamental seguir las recomendaciones de organizaciones de salud como la Organización Mundial de la Salud, que sugiere no ofrecer azúcar a niños menores de 2 años

La introducción precoz de azúcar también puede llevar a una dieta desequilibrada. Los alimentos azucarados a menudo desplazan alimentos ricos en nutrientes esenciales, como frutas, verduras y proteínas magras. Esto puede comprometer el desarrollo y crecimiento adecuado de los niños.

El Azúcar no le ofrecerá ningún beneficio a tu peque; además que altera la palatabilidad de los alimentos. De manera que, el paladar del niño se acostumbrará a que los alimentos estén azucarados para poderlos aceptar y además de ello,, empiece a rechazar alimentos que sí son saludables.

Por otro lado, los productos comerciales pueden tener componentes que son el equivalente al Azúcar, y están en modo “oculto” en las etiquetas , esto es: sin que la encuentres con la palabra “azúcar” propiamente dicha; es por eso que acá te dejo una lista para que aprendas a identificarlos:
Agave, Algarrobo, Caramelo, Dextrosa, Lactosa, Dextrina, Maltodextrina,Edulcorante de maíz, Fructosa, Galactosa, Isomaltosa, Jarabe de Arce, Jarabe de glucosa, Jarabe de maíz,Jarabe de malta, Jarabe de maple, Jugo de caña, Maltosa, Glucosa, Miel, Sacarosa, Sorbitol, Xilitol, Syrup, Sucralosa, Melaza, Azúcar de caña, Panela, Azúcar morena.


De seguro habrás escuchado la famosa frase: “pobrecito, no lo hagas sufrir, dale azúcar”, estoy segura que sí. Esta frase es una de las más comunes en cualquier consulta del Pediatra, madres que se quejan de que quieren llevar una alimentación libre de azúcares en sus pequeños, pero que nunca falta un familiar que le diga esto. Mi mejor recomendación será que tú eres quien decide qué si y qué no ofrecer a tu hijo; el azúcar no le hace falta a ningún niño, por el contrario, el impacto negativo que tiene en su salud es impresionante.

No eres “mala mamá” por no darle azúcar a tu peque. Creo que además es importante que sepas que estás protegiendo a tu hijo de muchas consecuencias que causa el consumo de azúcar, entre ellas:

  • Sobrepeso u obesidad,
  • Agresividad
  • Insomnio
  • Intranquilidad
  • Caries dental
  • Fallta de concentración
  • Selectividad alimentaria
  • Irritabilidad
  • Cambios repentinos de humor y estado de ánimo
  • Ansiedad y depresión

Lo que sí queda claro es que cuidas de su salud y eso es lo importante.

Te dejo Algunas estrategias para evitar que tu peque consuma azúzar:

1. Prioriza alimentos saludables dentro y fuera de casa
2. Aprende a leer las etiquetas de los alimentos
3. Acompaña las comidas de agua, en vez de jugos, zumos y gaseosas
4. Enseña a tus hijos con un lenguaje sencillo acorde a su edad, sobre los efectos del azúcar
5. Usa alternativas saludables: opta por frutas enteras o en trozos, frutos secos, galletas hechas en casa sin azúcar añadida, entre otros.
6. Sé el modelo que tus hijos necesitan: si no quieres que tus hijos consuman azúcar, comienza por ser tú el ejemplo
7. Involucra a tu hijo en la compra y preparación de los alimentos
8. Opta por alternativas saludables en las fiestas infantiles y celebraciones de la escuela, comunícate con el resto de padres y anímate hacerlo diferente

La adicción al azúcar es un problema real, y la mejor manera de prevenirlo es, evitando su consumo.  Tampoco es que al cumplir los 2 años, habrá rienda suelta para ingerirla, cuida mucho de que el consumo no sea exagerada ni rutinario, pues de nada valdrá haber pospuesto su inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Importante

Este artículo es orientativo, no sustituye la consulta médica, en caso de tener dudas o síntomas que te llamen la atención, ponte en contacto con tu Pediatra, llama al servicio telefónico de emergencias  de tu país  o acude de manera inmediata a urgencias.

Sígueme

Suscríbete a mi Newsletter